1958—No os ser el DJ?

1958—No os ser el DJ?

…..

TOC! TOC! TOC! A pasado de medio día del siguiente sábado, oí los toques y pensé que Pillo venía a jugar. Abrí la puerta de un jalón y al instante una luz alumbrante me cegó. Entrecerré los ojos para poder ver quien estaba allí, pero no miré a nadie. Estaba a punto de cerrar la puerta, cuando un bulto negro entró a la luz. Permaneció allí por unos segundos, resplendente y con rayos radiándole como un cuerpo celeste.

—Hijo —dijo una voz suave que parecía venir de lejos—, ¿está vuestro padre en casa?

….

 

CAPITULO II—TRAJEDIA

Leave a Reply