1958—La fiesta anual (Español)

1958—La fiesta anual (10/12/15)

En una mañana temprana de mayo 5, 1958, Máximo y su banda de marcha se reunieron enfrente de la escuela ansiosos de su debut. A las nueve las campanas de la iglesia anunciaron la hora, y los tambores comenzaron a tocar el ritmo que habían estado practicando por semanas: ¡Pum! ¡Pum! ¡Pum!… ¡PUM-PURUPUM- PURUPUM! De inmediato, las trompetas entraron: Tara-tah, TA-TARA-TAH-TAAAH! Tara-ta, tatara-tah. Y la Marcharon comenzó. Tres manzanas después entraron a la avenida principal con las trompetas rompiendo el viento a través del pueblo, anunciando triunfo; y los tambores resonando, rodando, retumbando y poniendo puertas y ventanas vibrando en memoria a los muertos en el campo de batalla de la guerra sangrienta contra los franceses invasores. Cuando llegaron a la plaza la gente del pueblo se levantó gritando y llorando. Era una excitación vibrante, vigorizante, y contagiante. La marcha no solamente era una conmemoración, pero también una que Ixtlán siempre recordaría, ¡pues era la primera vez que el pueblo tenía una banda de marcha! En este día el orgullo y el patriotismo habían alcanzado nuevos niveles.

….

Cansado entré a mi jacal, aventé el petate al suelo, y me escondí en una sabana.

 

 

1958—El lío del gallo macho

 

 

Leave a Reply