1958—El regreso de Maria

1958—El regreso de Maria

Era a medias de las lluvias con nubes juntándose sobre los cerros cuando DJ levantó una carta del correo del centro. Por días estaba frustrado por no recibir ni una carta de Mexicali, y ahora tenía una en sus manos. Cuando regresó, cruzó el cuarto sin vernos. Esto nos dejo perplejos; pues pensamos que nos gritaría que nos levantáramos y fuéramos al campo de Don Anselmo a arrancar yerbas de los surcos, o fuéramos a los campos verdes a traer alfalfa para las gallinas, o fuéramos a los cerros a traer leña. Cualquier otro día, hubiera sido diferente—el no podía soportar vernos sentados. Pero esta vez no. Se fue directo a la cocina sin decirnos una palabra.

—¡María! Nos llegó carta de Mexicali.

…..

….

María se cubrió la boca. Para ahora las nubes que se habían estado acumulando sobre los cerros se extendieron a través del cielo y cubrieron el sol. Una viento frio entró por la puerta habierta de enfrente. Un relámpago iluminó el cielo. Un gran trueno estremeció el jacal. Lluvia comenzó a caer sobre el techo…..