1958—El lío del gallo macho

1958—El lío del gallo macho (10/12/15)

Después de dos horas en los cerros recogiendo ramas y leña seca, mis cuatro hermanos y yo aseguramos nuestras cargas con sogas y comenzamos el descenso arrastrándolas por el suelo. Llegando a casa, continuamos a través del cuarto, a través de la cocina, y afuera hacia el patio. Afuera, acomodamos las ramas y leña contra la pared de la cocina, y regresamos adentro del cuarto a descansar. No fue mucho después de habernos sentado cuando oímos un disturbio de gallinas. Luego el gallo dio un fuerte y terrible chillido que nos estremeció.

…….

 

 

1958—La bicicleta

 

Leave a Reply